martes

HORTENSIA MAS SENSIBLE

Entre la puerta abierta y una gastada bombilla amarillenta encendida está Hortensia, taciturna en su oscuridad perenne. Peinada como siempre, el lápiz de labios recién aplicado, vestida con falda oscura hasta bajo la rodilla y una blusa color crema, percibe con supina sutileza la vibración de los acompasados pasos del arquitecto subiendo la escalera de madera. Desde la cuarta planta de ese antiguo edificio, Hortensia sólo modula sus cuatro sentidos.

La conclusión del técnico fue descrita con sencillez, recomendando a Hortensia adoptar medidas de seguridad en sus antiguos falsos techos de yeso, los que fueron construidos hacían ya 80 años, antes de la muerte de su madre.

Con el cerrar de la puerta, en el momento inmediato posterior a la partida del arquitecto, vibró el marco y la pared. El falso techo se desplomó.

Hortensia ya tampoco siente.

2 comentarios:

Miriam Chepsy dijo...

Hola, te quedó mucho mejor la transición entre el primer párrafo y el segundo.
Hortensia más sensible...
Saludiños,
Miriam

RosaMaría dijo...

Oh... aquí veo a mi amiga
Está bueno, no ve, no siente, leeré lo que sigue.